jueves, 9 de junio de 2016

La manada


Observemos la estructura en el avance de esta manada de lobos:
Un primer grupo de tres: los más débiles, viejos o enfermos, que marcan el ritmo del avance.
Un segundo grupo de cinco: machos jóvenes y fuertes, protegiendo, a la vez, al primer grupo y al grueso de la manada (hembras y lobeznos) que le sigue.
A continuación del grueso de la manada, otro grupo de cinco, guardan la retaguardia.
Y cierra, solo, el lobo alfa, que puede ver y controlarlo todo.