lunes, 13 de junio de 2016

El pájaro de hielo

Diane Arbus


Busco sin descanso
un soplo
de aire fresco.
Y no lo encuentro.
No hay futuro.
Ni esperanza.
Ni un día bueno.
Sólo hay días muertos.
Y un pájaro de hielo
que dentro de mí
y desde siempre
revolotea ciego
sobre todo lo que siento.
Me roba el aire.
Escarba en mis sueños.
Aletea en mis pulmones.
Chilla a todas horas.
Picotea en mis recuerdos.
El pájaro de hielo
ha enloquecido
después de tanto tiempo.
El pobre
no puede escaparse
de mi infierno
y con rabia
de pájaro preso
me araña
y me devora por dentro.

Toro Salvaje
Página del autor