martes, 5 de abril de 2016

Una noche



Era una habitación barata y sórdida,
oculta por encima de la dudosa taberna.
Desde la ventana se distinguía el callejón,
sucio y estrecho. Desde abajo
llegaban las voces de los trabajadores
que jugaban a las cartas y se divertían.

Y en ese camastro mundano y humilde,
yo tuve al cuerpo del amor, tuve los labios
lascivos y rojos de la embriaguez,
rojos labios de una embriaguez tan grande, que aún ahora
cuando escribo, ¡después de tantos años!,
en mi casa solitaria, me siento borracho de nuevo.

Constantin P. Cavafis
“Una noche”

De: “Poemas canónicos” – 1895-1915
Recogido en C.P. Cavafis – Poesía Completa
Traducción de Juan Manuel Macías

Fot. Juan Manuel Saenz de Santa María