jueves, 7 de abril de 2016

¡Salta!




cuando era niño
siempre quise tener alas
aunque, al final,
tuviera que conformarme.
conformarme con saltar.
saltar al vacío.
saltar sin temor a precipitarme.
precipitarme para aprender.
aprender:
que por un instante,
aunque sea sólo por un instante,
la caída
es lo más parecido a volar.

Alberto Claver, Precipicio