domingo, 24 de abril de 2016

Excusatio non petita

Confesarse delante de un desconocido es darle un sitio en el mundo. Es permitirle que se calle y pueda apaciguarse. Es provocarle una detención que por sí mismo quizá no logre nunca. Es ofrecerle secretos que jamás tuvo.

Carlos Skliar / Hablar con desconocidos (fragmento)


raya moonfire