miércoles, 20 de enero de 2016

Satisfacción

Cupido y Psique, Jacques-Louis David

La había dejado muy contenta, feliz, con esa cara de felicidad que sólo una mujer puede tener y que me da ganas de cerrar los ojos para no verla cuando se me presenta, como si la buena educación ordenara hacer eso.

Un sueño realizado, Juan Carlos Onetti.