viernes, 1 de enero de 2016

Domicilio

Domicilio proviene del latín domus, casa, hogar. 

La Real Academia Española ofrece 3 acepciones: 
1. Morada fija y permanente. 
2. Lugar en que legalmente se considera establecida una persona para el cumplimiento de sus obligaciones y el ejercicio de sus derechos, 
3. Casa en que uno habita o se hospeda. 

El domicilio se constituye voluntariamente por la residencia en un lugar con ánimo de permanecer en él (art. 32 C.C.). 
Se presume el ánimo de permanecer, por la residencia continua durante un año en un lugar. 
Cesará la presunción si se comprobare que la residencia es accidental o que se tiene en otra parte.


La casa está en una calle
donde no me espera nadie.
Aquí sin ti. Un extraño.

Aquí es donde me he extraviado.
Paseo sin mí, contigo.
Mi sombra, un error venido
de los sitios más helados:
tu corazón y tus manos.
Por todo esto me marché.

La vida desconocida
la he vivido sin ti.
Pero a tu lado.


Joan Margarit