jueves, 25 de mayo de 2017

Experiencia




Porque a las derrotas y errores
les llamamos experiencia,
hoy me siento un experto vividor.
Todas las otrora pasiones y pulsiones 
van desfilando sumisas en estas horas largas, 
como una procesión de tigres vencidos
o una colección de trofeos rotos
preñados de un pesado sueño,
un vehemente deseo de inercia
y un exasperante anonadamiento.
El transcurrir del tiempo
solo encuentra justificación
en la lógica de los relojes.


Caer



El vacío es hondo
y caigo
caigo
y caigo

Lo último será
el encuentro


Prisa



Tienes prisa
mucha prisa

Le dice un leño al fuego.

Una palabra

108 poemas Zen
Ed. Casariego, 2005
Trad. Isabel R. Cachera


miércoles, 24 de mayo de 2017

Por la noche



por la noche

por la noche te llamo en silencio
como llamo al espíritu de quien se fue hace poco

por la noche te toco, sin manos,
con todo el cuerpo enterrado bajo una almohada de sueños

por la noche te duermo,
sin voz,
y entre plumas te escribo signos transparentes
y te leo páginas en blanco

por la noche te invoco desde el vacío original
mientras todo descansa
excepto el deseo y el olvido,
la obsesión,
el celo

por la noche nada parece existir


Venus y Marte


El varón realiza el aprendizaje de los juegos, de su existencia, como un libre movimiento hacia el mundo; rivaliza en dureza e independencia con los otros varones y desprecia a las niñas. Cuando trepa a los árboles, como cuando pelea con sus amigos o los enfrenta en juegos violentos, capta su cuerpo como un medio de dominar a la naturaleza y un instrumento de combate; se enorgullece tanto de sus músculos como de su sexo y, a través de los juegos, deportes, luchas, desafíos, pruebas, encuentra un empleo equilibrado de sus fuerzas; conoce al mismo tiempo las lecciones severas de la violencia, y aprende a recibir los golpes y despreciar el dolor y las lágrimas de la primera edad. Emprende, inventa, se atreve. Se hace ser al hacer, con un solo movimiento. En la mujer, por el contrario, hay desde el principio un conflicto entre su existencia autónoma y su «ser-otro»; le han enseñado que para agradar hay que hacerse objeto, por lo cual tiene que renunciar a su autonomía. Es tratada como una muñeca viviente y le niegan su libertad, con lo que se anula en un círculo vicioso, pues cuanto menos ejerza su libertad para comprender, captar y descubrir el mundo que la rodea, menos recursos encontrará en sí misma y menos se atreverá a afirmarse como sujeto.

Simone de Beauvoir
El segundo sexo
Ed. Cátedra, 1998
Trad. Alicia Martorell

Fot. Antigone Kourakou

¿Hasta cuándo?



¿Hasta cuándo la luz en la ventana 
y el corazón ansioso 
bebiéndosela a sorbos?

¿Hasta cuándo 
la cacería de sueños 
sin destino?


Areopagítica


Dado que el conocimiento y el estudio del vicio son en este mundo tan necesarios para la constitución de la vida, y el análisis del error para la confirmación de la verdad, ¿cómo podemos explorar, con mayor seguridad y menos peligro, las regiones del pecado y la falsedad sino leyendo toda clase de tratados y escuchando toda clases de discursos? Y éste es el beneficio que extraerse puede de las lecturas más diversas. 

John Milton
Areopagítica

Fot. La Philosophie dans le boudoir

martes, 23 de mayo de 2017

Escorado



Mirándola dormir
dejé que el barco se inclinara
lentamente hacia un costado
precisamente el costado
sobre el que ella dormía
apoyando apenas la mejilla izquierda
el ojo azul
la pena negra de los sueños
y por verla dormir
me olvidé de maniobrar
pensando en las palabras de un poema
que todavía no se ha escrito
y por ello
era el mejor de todos los poemas
tan sereno
tan sutil como su piel de mujer casi dormida
casi despierta,
tan perfecto como su presencia inaccesible
sobre la cama,
proximidad engañosa de contemplarla
como si realmente pudiera poseerla
allá en una zona transparente
donde no llegan las sílabas orando
ni el clamor de las miradas
que quieren acercarse
en la falsa hipócrita intimidad de los sueños.

Escorado

Lady of the Sea,1906

Sentido



La vida es aburrida y fútil. Empezamos con grandes esperanzas y después nos acojonamos. Nos damos cuenta de que todos vamos a morir, sin encontrar realmente las grandes respuestas. Desarrollamos todas esas ideas de largo alcance que se limitan a interpretar la realidad de nuestras vidas de distintas maneras, sin extender nuestro cuerpo de conocimientos que realmente merecen la pena sobre las grandes cosas, las cosas reales. Básicamente, vivimos una vida corta y decepcionante; y a continuación morimos. Llenamos nuestras vidas de mierda, de cosas como carreras y relaciones para convencernos a nosotros mismos de que no carece todo de sentido.

Irvine Welsh

Fot. Vojtěch V. Sláma

Realidad



Creo que bajo el efecto de la música siento lo que en realidad no puedo sentir, que comprendo lo que en realidad no puedo comprender y que puedo lo que en realidad me es imposible.

León Tolstói
La Sonata a Kreutzer

Fot. Joan Miró
Ocell davant el Sol

Convicciones


Nuestras convicciones más arraigadas, más indubitables, son las más sospechosas. Ellas constituyen nuestro límite, nuestros confines, nuestra prisión.

José Ortega y Gasset

Fot. Michael Ryerson
Pittsburgh, 1940

lunes, 22 de mayo de 2017

Fetichismo



-Creo -dijo Brown- que de niños estamos muchos más inclinados a ser fetichistas de una forma u otra. Recuerdo que me escondí en el guardarropa de mi madre y me extasiaba oliendo y tocando sus vestidos. Aún hoy no puedo resistir a una mujer que lleve un velo, un tul o unos adornos de plumas, porque despierta en mí las extrañas sensaciones que experimentaba en el guardarropa.
Mientras contaba aquello recordé que también yo, cuando contaba trece años, me escondí en el guardarropa de un joven, y por la misma razón. Él tenía veinticinco años y me trataba como a una chiquilla, pero yo estaba enamorada de él. Sentada a su lado en el coche en el que nos llevaba a dar largos paseos, el simple contacto de su pierna con la mía me producía el éxtasis. Por la noche me metía en la cama, apagaba la luz y sacaba una lata de leche condensada en la que había practicado un orificio. Me sentaba a oscuras chupando la leche dulce con una inexplicable sensación voluptuosa en todo el cuerpo. Pensé entonces que estar enamorada y sorber leche dulce guardaba relación. Lo recordé mucho tiempo después cuando probé el semen por primera vez.

Anaïs Nin
Delta de Venus

Fot. Nobuyoshi Araki

Más allá



La luz entra por la ventana
y crea un vacío lleno de sombra
que se proyecta a partir de tu cuerpo.
Allí se alojan todos los recuerdos
rotos sobre los que construir el futuro.
Solo se puede oír ese susurro interno,
ese opaco y débil sonido que da sentido
a lo que está más allá de todas las palabras.



Azar



Lo atroz —y también lo maravilloso— de nuestras vidas, es que están parapetadas sobre lo aleatorio, lo gratuito, lo caprichoso.

Piedad Bonnett
Lo que no tiene nombre
Ed. Alfaguara, 2013

Fot. Edward Steichen
Three Apples. France, 1921

Cautela



He de mover los pies con gran cautela, para no rebasar los límites del mundo y caer en la nada. He de golpear con la mano una dura puerta, para llamarme a mí misma a fin de que vuelva a entrar en el cuerpo.

Virginia Woolf
Las olas

Collage: ella-eterea

domingo, 21 de mayo de 2017

Esperanza



La esperanza es esa cosa con plumas

La esperanza es esa cosa con plumas
que se posa en el alma,
y entona melodías sin palabras,
y no se detiene para nada,

y suena más dulce en el vendaval;
y feroz tendrá que ser la tormenta
que pueda abatir al pajarillo
que a tantos ha dado abrigo.

La he escuchado en la tierra más fría
y en el mar más extraño;
mas nunca en la inclemencia
de mí ha pedido una sola migaja.


Dreams

Almas gemelas


La gente cree que un alma gemela es la persona con la que encajas perfectamente, que es lo que quiere todo el mundo. Pero un alma gemela auténtica es un espejo, es la persona que te saca todo lo que tienes reprimido, que te hace volver la mirada hacia dentro para que puedas cambiar tu vida. Una verdadera alma gemela es, seguramente, la persona más importante que vayas a conocer en tu vida, porque te tira abajo todos los muros y te despierta de un portazo. Pero, ¿vivir con un alma gemela para siempre? Ni hablar. Se vive demasiado mal. Un alma gemela llega a tu vida para quitarte un velo de los ojos y se marcha.

Elizabeth Gilbert
Comer, rezar, amar
Ed. Aguilar, 2007

Fot. Ellliot Erwitt

Domingo



Se acerca el verano
mar y montaña
cocino arroz.


jueves, 18 de mayo de 2017

miércoles, 17 de mayo de 2017

Inicio


Y ahora se inicia
la pequeña vida
del sobreviviente de la catástrofe del amor:
hola, perros pequeños,
hola, vagabundos,
hola, autobuses y transeúntes.
Soy una niña de pecho
acabo de nacer
del terrible parto del amor.
Ya no amo.
Ahora puedo ejercer en el mundo
inscribirme en él
soy una pieza más del engranaje.
Ya no estoy loca.