martes, 13 de noviembre de 2018

Alma


Me gustan las personas cuya belleza implica algo individualmente cautivador; las personas cuya belleza es tan pura como las lágrimas. Oh, ¡cuán glorioso puede ser el corazón humano! Y cuán aterrador, si también está ligado al alma (el corazón por sí solo no significa nada para mí).
Esta idea sobre el “alma” me persigue constantemente. Me sigo preguntando si puedo amar por completo a las personas y la idea del alma permanece como una eterna pregunta abierta para mí. No sé si a lo que llamo “alma” existe o no, pero si lo hace, la imagino como un rescoldo que muere lentamente. La imagino como algo oscuro, atormentado y asquerosamente magnífico.

Ed. Siruela, 2014
Trad. José Luis Fernández-Villanueva

Fot. Kansuke Yamamoto, 1970

lunes, 12 de noviembre de 2018

El camino correcto


¿Por qué resulta a veces tan arduo decidir hacia dónde caminar? Creo que existe en la Naturaleza un sutil magnetismo y que, si cedemos inconscientemente a él, nos dirigirá correctamente. No da igual qué senda tomemos. Hay un camino adecuado, pero somos muy propensos, por descuido y estupidez, a elegir el erróneo. Nos gustaría tomar ese buen camino, que nunca hemos emprendido en este mundo real y que es símbolo perfecto del que desearíamos recorrer en el mundo ideal e interior; y si a veces hallamos difícil elegir su dirección, es -con toda seguridad- porque aún no tiene existencia clara en nuestra mente.

Henry David Thoreau
Caminar
Ed Ardora, 2017
Trad. Federico Romero

Fot. André de Dienes

martes, 6 de noviembre de 2018

Una palabra de más


Nos convertíamos en mentiras a fuerza de pretender ser sinceros.
Nos apegábamos absurdamente a las palabras o a los juicios que pronunciábamos. Nos enardecíamos con lo que el otro decía de sí mismo para sacar de ello ventajas cuyo uso resultaba perverso.

Al lenguaje le gusta contradecir. Y no solo le gusta contradecir: el lenguaje nos vuelve impacientes por hablar. Busca el ascendiente. Su función es el dialogo, y el dialogo, digan lo que digan en nuestros días, es la guerra. Es una guerra verbal en lugar de un duelo físico.
A los cabecillas siempre les ha gustado, antes que cualquier otra cosa, el lenguaje.
Hasta la propia audición del lenguaje, que exige los ojos abiertos, es decir, que separan de todo lo que se siente.

Descubrimos un tiempo que no compartimos, que no vivimos juntos, cuya evocación nos hacía daño.
Empecé a querer tomar partido en todos los juicios que Nemie hacía de modo perentorio y que me parecían falsos. Se entremezclaban las indirectas vengativas, los interrogatorios celosos. La cólera nos provocaba por culpa de confesiones que nunca tendríamos que habernos hecho el uno al otro.

¿Quién escapa a la desgracia de una palabra de más?

Pascal Quignard
Vida secreta
Ed. Espasa, 2004

Fot. Valerie Galloway

Mirada


Sus ojos me tomaban fotografías y yo salía muy bella.

José Sbarra
Plástico cruel

Gif. Anna Malina

lunes, 5 de noviembre de 2018

Los caracteres


El hombre más inteligente es desigual, experimenta altos y bajos, unas veces está en vena y otras no. En este caso, si es discreto, habla poco, no escribe nada, no se empeña en brillar. ¿Acaso se canta con catarro? ¿No hay que esperar a recobrar la voz? El necio es autómata, máquina, resorte; el peso le domina, le hace moverse, dar vueltas, y siempre, y en el mismo sentido, y con la misma igualdad; es uniforme, no se desmiente nunca. El que le ha visto una vez, le ha visto en todos los momentos y en todos los períodos de su vida: es, todo lo más, el buey que muge o el mirlo que silba; está situado y determinado por su naturaleza y me atrevería a decir que por su especie. Lo que menos se ve en él es el alma, que no actúa, que no se ejercita: descansa.

El desdén a un hombre de mérito tiene la misma procedencia que la admiración por un tonto.
Un tonto es aquel que no tiene ni el poco de inteligencia necesario para ser un fatuo.
Un fatuo es aquel a quien los tontos creen un hombre de mérito.

Jean de La Bruyère
Los caracteres
Ed. Hermida Editores
Trad. Consuelo Berges

jueves, 18 de octubre de 2018

Poesía vertical


No hay victorias ni derrotas.
Hay un error en el fondo 
y otro error en la superficie.
Entre ambos errores
una ambigua tristeza
raspa la corteza de un árbol imposible.

No hay quién pueda triunfar 
ni sobre qué triunfar.

Sólo hay círculos concéntricos 
alrededor de unas ausencias.


Poesía vertical

Fot. Jumy-M
Couple walking on path

miércoles, 17 de octubre de 2018

Abismo inminente


No ha habido época que no se haya sentido “moderna” en un sentido excéntrico, y que no haya creído encontrarse ante un abismo inminente. La conciencia desesperada y lúcida de hallarse en medio de una crisis decisiva es algo crónico en la humanidad. Todo tiempo aparece ante sí mismo como tiempo inexorablemente nuevo. 

Walter Benjamin
Libro de los Pasajes
Ed. Akal. 2005
Trad, Isidro Herrera

Fot. Edward Weston
Shell 1927

martes, 16 de octubre de 2018

Envíos


Bailamos entre los escombros de una cita.
Dibujamos una taza de café en el desierto.
Vivimos de sumar y de restar:
lo que te da el amor, lo que te quita el miedo.
Al final nos entregan los huesos de un perfume.

Aún así persistimos.
En alguna montaña vive un pez resbaloso.
Entre números rotos se desliza una estrella.

Envíos

lunes, 15 de octubre de 2018

Los espejos transparentes


Uno dice lo que dice, mas no dice lo que piensa.
Los espejos no reflejan: transparentan.
Todo mira fascinante de frente, pero no existe.
Todo vuelve por detrás y es lo real, invisible.
En lo que veo, no veo; en lo que no veo, creo;
en toda imagen apunta una múltiple presencia,
palpitante intermitencia del corazón: confusión;
y así me siento indeciso como un pobre hombre perdido,
como tú que ¿quién eres?, como yo que ¿quién soy?

Los espejos que me escupen hacia fuera, y hacia dentro
me proponen transparencias de distancias y silencios,
deben ser, quiero que sean, para mis obras ejemplo,
con mucha luz hacia fuera, con más secreto hacia dentro.

Juego al juego, sí, con trampa, como hay doblez en los versos.

Así se cuentan las cosas que nos pasan cada día,
y bien contadas parecen fascinantes y sin alma.
Si se piensa, nada es lo que se ve en el espejo.
La luz grande es un abismo y un estúpido misterio.

De “Los espejos transparentes”, 1967

A Thousand Maybes